Indispensable respetar la dignidad de los empleados

Indispensable respetar la dignidad de los empleados

“Nadie se nos montará encima si no doblamos la espalda.”

Martin Luther King

Dignidad

La dignidad laboral se ha perdido

Vivimos inmersos en una cultura apresurada. Desde que somos pequeños se nos induce a respetar horarios y a ser atiborrados por una serie de actividades que nos “preparan” para normalizar el estándar de presión que recibiremos a lo largo de nuestras vidas. Conforme pasa el tiempo y al llegar al ámbito laboral es común que muchos empresarios exijan a sus empleados permanecer largas jornadas de trabajo que rebasan lo permitido legalmente en nuestro País, generalmente abusando de la necesidad del empleado o de su inexperiencia en el tema.
Hay poco que el empleado pueda realizar desde su tribuna debido a la existencia de múltiples esquemas de contratación que permiten al empresario continuar realizando este tipo de prácticas contrarias a lo que pudiese considerarse como justicia laboral.
Puedo citar como ejemplo a una empresaria dedicada a la impresión y publicidad quién le exige a sus empleados permanecer jornadas de hasta 14 horas diarias a fin de entregar trabajos que ella promete a sus clientes, todo ello a cambio del salario mínimo. La misma persona que describo también descuenta a los trabajadores cada minuto que llegan tarde para rifar lo reunido entre todos al final de la semana, propiciando así un ambiente laboral ríspido.

¿Y la solución?

El asunto a destacar es que la situación no mejorará sino hasta que los trabajadores oprimidos levanten la voz y desdeñen empleos que atentan no solo contra sus derechos laborales sino contra su dignidad humana. En una sociedad que corrompe las costumbres, el orden y el estado habitual de las cosas, se vuelve necesario señalar que las personas tienen derechos y que las empresas deben respetar los mismos a fin de que tengamos una verdadera oportunidad de desarrollo económico para todos y no solo para aquellos que concentran la riqueza en sus manos a costa del sacrificio de muchos.
Finalmente, le deseo éxito en sus diversas actividades y reitero mi disposición para conversar de éste y otros temas con usted.
Contacta al autor: Facebook | Twitter | Email | Instagram
Etiquetas: Sin etiquetas

Una Respuesta

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *