¿A quién le interesa lo que ellos hacen?

A quien le importa

¿Sabes?, al final no es rentable prestar cualquier tipo de atención a la competencia. ¿Por qué no? Sencillo: porque preocuparte sobre la competencia normalmente termina convirtiéndose en algo similar a una obsesión que te carcome, sucede que luego encontrarás en tu mente preguntas del tipo: ¿qué están haciendo ahora? ¿Qué harán después? ¿Cómo debo reaccionar ante ello?

Cuando te enfocas en observar tu competencia cada movimiento pequeño se vuelve algo que debe ser analizado y esto sin duda, es un terrible enfoque mental ya que te conduce a elevar tu estrés a un nivel apabullante y a generar ansiedad. Ese estado mental es una base equivocada para promover el crecimiento de cualquier cosa.

“Espíar” a tu competencia es una mala práctica desde cualquier punto de vista ya que el ambiente competitivo cambia todo el tiempo, tienes que ser consciente que tu competencia futura pudiese ser totalmente diferente de tu competencia actual y esto está fuera de tu control.
Bajo ese esquema de pensamiento, Cuál es el punto de preocuparte sobre cosas que no puedes controlar?

Enfócate en ti.

Ten siempre en mente que lo que sucede aquí, cerca de ti, es mucho más importante que lo que sucede por allá. Cuando inviertes tiempo preocupándote acerca de alguien más, no puedes invertir tiempo mejorándote a ti mismo.

Enfócate demasiado en la competencia y perderás la visión de ti mismo, reduciendo así tus oportunidades de crear algo novedoso ya que mantienes tu cerebro alimentado con ideas de otras personas y al hacer eso, en realidad estás ofreciendo los productos de tu competencia disfrazados con una pintura distinta.

Ahora bien, si estás planeando construir “El producto que acabará con Ipod” o “el siguiente Facebook” ya estás muerto. Esto porque estás permitiendo a la competencia establecer los parámetros, tienes que tener claro que no podrás sacar a Apple del mercado, al final de cuenta, como líderes de ese sector ellos definen las reglas del juego y por más que te esfuerces, no podrás vencer a alguien que establece las reglas. La única solución que tienes es centrarte en redefinir las reglas, no solamente construir algo un poco mejor.

Es importante que modifiques tu enfoque y evites preguntarte a ti mismo si estás “derrotando” a Apple (o a quien quiera que sea el líder o monstruo que lidera tu sector). Recuerda que no se trata de una batalla que ganarás o perderás, ten siempre en mente que sus ganancias y costos son suyos y que por más que te esfuerces en compartir, los tuyos, son tuyos.

Ahora bien, si solo serás como todos los demás, ¿Para qué intentes intentas hacer algo?

Para mi es claro: si sólo repites lo que hacen tus competidores, no tiene sentido que existas.

Conserva en mente que aún si terminas perdiendo, es mejor caer peleando por aquello en lo que crees en lugar de imitar a otros.

Etiquetas: Sin etiquetas

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *