Importancia de tener control administrativo

Importancia de tener todo en orden:

Control Admistrativo

“Cuidado con el hombre que habla de poner las cosas en orden. Poner las cosas en orden siempre significa poner las cosas bajo su control.” -Denis Diderot
La importancia de contar con un sistema confiable
A lo largo de la historia de la humanidad, el hombre ha creado sistemas administrativos a través de los cuales intenta seguir el paso de la evolución. Tomando como base dichos sistemas se han creado nuevas formas de organizar los movimientos sociales, políticos y económicos que hasta ahora hemos vivido.
Y es que desde el surgimiento de las primeras sociedades las necesidades de sus diversos integrantes eran cubiertas entre sí gracias a la división o especialización del trabajo. Cada integrante de la comunidad cumplía con tareas específicas de acuerdo a sus talentos; unos se dedicaban a la agricultura, otros a la caza, comercio, ser escribas, sacerdotes, por mencionar algunos ejemplos según Villareal (2013).

 

Actualmente, aún a pesar de tener miles de historias qué estudiar respecto a los errores o aciertos realizados por líderes empresariales alrededor del mundo, he tenido la oportunidad de observar que diversas empresas fallan en lo más básico de la actividad administrativa en su gestión.
 
Un par de casos sobre la importancia del control en la administración de negocios
 
  1. El primero de ellos es una empresa potosina, surgida de una idea que apareció en la mente de la propietaria quién tiene otros negocios y al contar con capital disponible decidió incursionar en un nuevo rubro sin tener claro el entorno en el que se iba a involucrar ni un modelo de negocios que pudiera fungir como guía para estructurar las diversas actividades que son necesarias para mantener el mismo.
    Además de lo anterior, ella realiza prácticas que rayan en la ilegalidad al retener dinero de los empleados con el pretexto de que llegan tarde para después repartir el mismo entre aquéllos que asisten con puntualidad durante el mes en curso.
  1. El segundo caso también es una empresa local que tiene ya varios años en el mercado. El propietario tiene una cartera de clientes importantes a los que atiende de manera eficaz y quiénes continúan confiando en él.
    Además de éstos, atiende a un sinfín de usuarios que pueden clasificarse como Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) o clientes particulares, a quienes también les entrega en tiempo y forma el trabajo requerido.
    Sin embargo, no tiene un registro claro de los trabajos realizados ni el monto de éstos con lo que muchas personas no le pagan completo o definitivamente no le pagan.
 

En cualquiera de los casos señalados previamente, los propietarios de los negocios están poniendo en riesgo a los mismos ya que de una manera u otra están apostando sus esfuerzos a permanecer operativos hoy, sin pensar en el largo plazo.

¿Cuánto duran los negocios?

Govindarajan y Anup (2016), profesores destacados de la escuela de negocios “Amos Tuck” del Dartmouth College, localizada en la comunidad de Hanover, Nueva Inglaterra, Estado de Nuevo Hampshire, Estados Unidos de América realizaron una investigación sobre la duración promedio de un negocio y obtuvieron resultados que muestran que aquéllos negocios abiertos antes de 1970 tenían un 92% de oportunidad de sobrevivir mientras que aquellos abiertos entre el año 2000 y 2009 solo alcanzan un 63% de oportunidad.

 
Los mismos autores comentan que en promedio, las empresas establecidas después del 2000 gastan:
  • Más del doble en capital organizacional (personal, investigación y desarrollo, patentes y propiedad intelectual).
  • Menos de la mitad en bienes físicos en comparación con las establecidas en los años setentas.
Si bien esto podría interpretarse como una ventaja en términos del activo circulante, representa a la vez un riesgo alto ya que en caso de no dar importancia a tener un control administrativo eficiente, las  compañías estarán basando su operación en un modelo que no toma en cuenta el largo plazo y por ende, se colocan a sí mismas en una posición peligrosa no solo por el factor financiero sino porque el entorno competitivo requerirá una inversión constante en áreas de investigación y desarrollo de sus productos o servicios.
 
Una propuesta simple y sencilla
Es necesario que los propietarios de negocios:
  • Desarrollen controles administrativos que les permitan conocer de manera rápida, confiable y sencilla la forma en que se está desarrollando el negocio para entonces elegir el curso de acción adecuada sin olvidar los compromisos a largo plazo.
  • Lo anterior inicia definiendo con claridad los factores mínimos indispensables para que opere el negocio, por ejemplo, un sistema educativo necesita contar con maestros y alumnos,
  • La organización deberá valorar si en verdad son necesarias todas las demás comodidades para su operación, si otorgan valor al cliente o si solamente están contribuyendo a elevar el ego de alguno de los directivos o propietarios de la misma.
 
Como siempre estimado lector, le deseo que tenga éxito en las diversas actividades que realiza y reitero mi disposición para conversar de éste y otros temas con usted.
Etiquetas: Sin etiquetas

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *