Abrazar el fracaso para crecer

«La vida del hombre es interesante principalmente si ha fracasado.
Eso indica que trató de superarse.»
Georges Clemenceau
Fracaso
Después de algunos años de buscar la mejor metodología para impulsar proyectos, crear empresas y apuntalar algunos negocios he llegado a un punto donde creo necesario mencionar que la principal causa de las fallas empresariales, personales e incluso sociales radica en el temor que se tiene a fracasar y ser juzgado.

El contexto social

Dentro de la retórica social es aceptado que se hable del fracaso como si uno tuviese todas las herramientas requeridas para afrontarle en caso de que se presente. Sin embargo, pocas ocasiones escuchamos que un líder de cualquier rubro acepte haber estado involucrado en alguna u otra actividad que falle en la obtención de sus objetivos, incluso, conozco personalmente a personas que son fuertemente reconocidas en ámbitos empresariales que huyen de la vinculación con cualquier proyecto en cuanto detectan que éste pudiese no tener frutos.
Existen teorías que indican que este fenómeno se presenta debido a que el ritmo de vida actual nos lleva a desarrollar la percepción de que la única alternativa válida es el triunfo y que aquellos que tropiezan en sus proyectos deben ser desechados y discriminados como si no tuviesen valor.
Afortunadamente, personas como Justin Brady han empezado a levantar la voz en publicaciones relevantes como la Harvard Business Review. En un artículo publicado recientemente, Brady refiere que la gran mayoría de nosotros somos unos hipócritas en lo que al fracaso se refiere. Lo anterior lo dice fundamentando su alegato en que al parecer, cada líder sabe que el fracaso es importante y necesario para el éxito; Cada líder se siente cómodo cuando citar ejemplos de otras personas pero casi nadie habla abiertamente sobre sus propios fracasos. Es más, en muchos casos los líderes hasta se comportan como si no fueran capaces de recordar haber tenido alguno.

La propuesta

Brady propone cuatro cuestiones por las que el fracaso es importante, mismas que comparto a continuación:
  1. Si no es capaz de admitir su fracaso, tampoco podrá conectar con su equipo. Aunque es cierto que los trabajadores no querrán hablar de sus propios fracasos, tienen más probabilidades de conectar con líderes que sí lo hagan. Después descubrió que los líderes solo parecen débiles cuando se comportan como si lo supiesen todo. Después de todo, un líder que nunca ha fracasado en nada es o una anomalía humana o un mentiroso. Incluso si el fracaso en cuestión no es aplicable al equipo, simplemente reconocerlo ayuda a conectar.
  2. Si no es capaz de admitir su fracaso, tampoco aprenderá de él. El fracaso solo es positivo cuando se aprende algo importante de él y se hacen los cambios necesarios. Si no lo hace, no aprenderá de puntos de vista externos y será más probable que se aferré a la negación.
  3. Si no es capaz de admitir su fracaso, no lo tolerará en los demás. Por mucho que los líderes digan abiertamente que el fracaso es necesario para lograr innovar, muchos se decepcionan con los trabajadores que fracasan o tienen problemas y dificultades en su camino al éxito.
  4. Si no es capaz de admitir su fracaso, le resultará más difícil soportar sus futuros fracasos. Este es un tema fácil de ignorar, pero muy importante. Olvidarse de los fracasos dificulta muchísimo pasar página cuando se produce el siguiente fracaso (y usted sabe que se producirá). Cuando yo me enfrento a un problema, me obligo a rememorar todos los fracasos de mi vida. Tras darme cuenta de que el fracaso está a la orden del día, encuentro más fácil avanzar y aprender de la catástrofe.

Conclusión

Finalmente, y después de lo que aquí se ha señalado, dejo abierta la invitación para abrazar el fracaso como una parte útil de la vida, que aporta lecciones valiosas a quienes están dispuestos a dejar de lado la aprehensión a las propias ideas y escuchar de manera activa lo que la ocasión ofrece. Por mi parte quedo satisfecho al aceptar que cada fracaso atravesado en mí andar me ha permitido fortalecer áreas de oportunidad que hoy están al servicio de otros que buscan también mejorar.
Finalmente, le deseo éxito en sus diversas actividades y reitero mi disposición para conversar de éste y otros temas con usted.
Contacta al autor: Facebook | Twitter | Email | Instagram
Lee más artículos dando clic aquí
Etiquetas: Sin etiquetas

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *